Historia de la Sociedad Excursionista de Málaga.
Primera Parte: Desde su fundación hasta la guerra civil (1906 - 1939)

por Mercedes Martín Ruiz.



Nace, según dice la leyenda, en septiembre de 1906. Un minoritario grupo de malagueños emprendieron la tarea de fundar una sociedad que tuviera por finalidad efectuar excursiones a través de la provincia con objetivos recreativos. Hay que decir que esta afición ya estaba muy difundida e otros puntos de España desde el último tercio del siglo XIX, como lo demuestra la existencia en Barcelona del Centre Excursionista de Catalunya, el mas antiguo de todos, desde 1876. Sin embargo a nuestra ciudad llega esta corriente con retraso pero no por falta de auge y en 1906 se concertó el acta fundacional de la Sociedad Excursionista de Málaga, teniendo como lema “Pro Patria” y una bandera propia con tres franjas horizontales de colores azul blanca y azul (la bandera de la provincia de Málaga).

En principio el número de miembros fue muy reducido, ya que era necesaria una buena preparación física para soportar las largas marchas a pie. El carácter que tuvo la sociedad en esta pionera época fue puramente deportivo y su área de actuación se centró en el interior de la provincia. De esta manera, por primera vez se ascendieron las cumbres malagueñas más relevantes con aires montañeros, como las montañas de La Maroma, en Sierra Tejeda; La Torrecilla, en la Sierra de las Nieves; y otras de menor altitud, pero igual interés deportivo.
Luego, la Sociedad Excursionista no se contentó con salir al campo, ni en admirar la naturaleza, ni en buscar la salud del cuerpo y el deleite del espíritu; sino que también fue realizando una campaña en beneficio de Málaga y ampliando espontáneamente el campo de sus aspiraciones sociales, merced a la cultura y buena voluntad de sus primeros asociados. Y así, la mayoría de las giras comenzaron a resultar científicas, artísticas o históricas, no siendo extraño ello, dado el número de catedráticos, pintores, abogados, médicos y demás hombres de letras, ciencias y de la política que pertenecieron al importante núcleo cultural de la época.

Nombres conocidos en la historia de málaga como Luís Cambronero, Narciso Díaz de Escobar, Salvador González Anaya, Galo Ponte, Manuel Prados y López, Antonio Díaz Bresca, Salvador Rueda, Modesto Laza Palacio, el Doctor Lazárraga, Juan Temboury y muchos mas de gran prestigio fueron miembros de la entidad y aportaron sus cualidades y conocimientos para enriquecerla culturalmente.

La excursionista realizó rutas y visitas por todos los lugares de interés de la provincia, compaginando los recorridos por medio de ferrocarril, automóvil y travesías a pie. La cueva de Menga, el Tajo de Ronda, el Pantano del Chorro, el Torcal y bastantes rincones más, fueron objeto de numerosas excursiones. Además, sobrepasaron los límites geográficos de Málaga y visitaron toda Andalucía. Estuvieron presentes en las exposiciones internacionales de Barcelona y Sevilla. Llegaron a realizar giras por Francia, Portugal y Marruecos.

A partir de 1913, la Sociedad Excursionista comenzó a contar con una revista ilustrada llamada “Málaga” en colaboración con el Sindicato de Iniciativa y Propaganda. Donde se hablaba de los más variados temas de la actualidad de la Málaga de la época, con noticias de los eventos deportivos y culturales, el Real Club Mediterráneo era una sección deportiva de la prestigiosa Sociedad Excursionista. Más tarde, de 1927 a 1935, se publicaban anualmente unos libritos, la “Memoria”, donde con poéticos relatos y artísticas fotografías se recordaba todo lo que se había hecho en la temporada anterior. También colaboraron con el Patronato Nacional de Turismo para el fomento del turismo internacional. Hasta 1924, la entidad tuvo un carácter restringido y minoritario, desde el año siguiente, con el presidente Emilio Baeza Medina la sociedad adquiere un auge extraordinario popularizándola a nivel de todas las clases sociales y dándole carácter abierto y democrático. Contaron con nuevos estatutos, en número de socios se pasó de setenta a más de quinientos y las actividades culturales y deportivas se complementaron con un incipiente turismo nacional e internacional.

A Baeza Medina le sucedieron Simón Bartolomé de Diego, Luís Almeida Alcántara, Miguel Costea Bernard, Rafael Montañés Santaella y Miguel Olmedo Almendro que realizó, este último, en la “Memoria” de 1934, una importante recopilación histórica de la Sociedad y un elaborado balance de la importancia que había llegado a adquirir la entidad en la vida malagueña. En ella se recogían las impresiones de diversas personalidades de Málaga sobre la Sociedad Excursionista, se publicaban artículos de elogio a esta sociedad escritos por el gobernador civil D. Alberto Insua, el alcalde D. Eugenio Entambasaguas, el presidente de la Diputación Provincial D. Enrique Mapelli Ragio, entre otros nombres conocidos de la sociedad malagueña de 1934. Otro presidente de aquella época fue Fernando Suviri Macías (en 1935).

Contamos por Gentileza de D. Cristobal García Montoro de un articulo sobre "La Sociedad Excursionista de Málaga y Lucena, 1927 - 1939" publicado en el libro "HOMENAJE A CRISTÓBAL FERNÁNDEZ PINEDA, 50 AÑOS DE PROFESOR EN LA UNIVERSIDAD", editores: Carlos León Yebra y Jacobo Santamaría Sánchez-Barriga; Facultad de Físicas, Universidad Complutense de Madrid. ISBN: 978-84-616-7902-7.

Puedes descargarte el artículo en PDF en el siguiente enlace





Puedes consultar el articulo aparecido en el diario AS el 30 de MArzo de 1936 pinchando en el siguiente enlace

ARTICULO DIARIO AS MARZO 1936


....

Secciones

Entradas Blog SEM

Imagenes


Aviso Legal